Mi Lima Limón fotógrafas de boda

DSC_6614.jpeg

Débora Torres y Madi Ramos se conocieron por casualidad en un curso de fotografia hace ya algunos años, en un momento de incertidumbre laboral para ambas. La primera en dar el salto a la fotografía de bodas fue Débora, que se instala en la oficina de Madi y comienza su andadura de manera independiente como fotógrafa de bodas.

De vez en cuando, Débora y Madi comparten alguna sesión y Madi se va dando cuenta de que dia a dia le presta mas atención al trabajo de Debora que al suyo. La primera boda que desarrollan juntas, es en Salamanca, a unos 5 meses de que Debora hubiese lanzado su marca personal Debora Torres, aquí empiezan a caminar juntas y Madi se convierte en su compañera. Tras varios años ambas adquieren el mismo peso y es por eso que deciden cambiar el nombre de la empresa , y en una tarde de divagaciones, bizcochón y rimas surge Mi Lima Limón.

Hace algo más de un año a este proyecto se han sumado Lucia Pitters y Andrea Fg, dos fotógrafas de nueva generación que mantienen la linea que caracteriza a Mi Lima Limón y que les permite innovar y dedicarse a otros puntos fotográficos que hasta entonces no les era posible.

Su fuerte, la fotografía de bodas, se consideran contadoras de historias y aman el sector porque les proporciona toda la libertad del mundo y creativamente las mantiene siempre alerta, siempre en continua búsqueda para innovar y arriesgar. Adoran las historias de amor, las bodas y el contarlas a su manera y a través de su cámara.

Creen que para elegir el fotógrafo de tu boda, lo más importante es que te guste el estilo de fotos que desarrolla, que realmente lo que ves es lo que quieres tener para recodar el dia de tu boda, que por supuesto tiene que haber algo de empatía y confiar en que harán un gran trabajo, pero con ellas eso esta asegurado porque son realmente encantadoras y profesionales.

"Lo más importante a la hora de elegir el fotógrafo de tu boda es que te guste el estilo de fotos que desarrolla" 

Cuando las contratas tienes la cobertura total de tu boda y si te decides por un segundo fotógrafo, la cobertura es en tiempo real, lo cual es bastante fundamental para contar las emociones, su objetivo con las fotos es que te acuerdes de lo que sentías en ese momento y que puedas ver lo que otros estaban sintiendo cuando tu no los podías ver.

Con los años se han dado cuenta de que las prebodas, a pesar de dejar recuerdos maravillosos y fotos molonas, no son necesarias para que las fotos de la boda fluyan, que la confianza y el buen rollo que hay entre ellas y el cliente se pone de manifiesto el dia de la boda. Si que creen que las postbodas son utilísimas, porque permiten tener esas fotos de pareja sin necesidad de perderte ni un solo segundo de tu boda, nos dejan un mensaje muy claro el día de la boda es para disfrutarlo al máximo, las parejas ponen mucho tiempo y esfuerzo en preparar ese día que pasa tan rápido así que no se deben perder lo más mínimo.

El día de la boda es para disfrutarlo al máximo

A la pregunta de cual es el momento imprescindible que no se puede quedar sin fotografiar, empiezan intentando hacer escaleta de algunos pero la respuesta final es obvia, es un dia lleno de emociones, a cual más importante, seria imposible elegir una, porque la historia entonces no se contaría completa. En su contrato pone que entregan 800 fotos pero reconocen que hay tanto que contar, que pasan tantas cosas que siempre entregan muchas más. 

Y también nos cuentan un pequeño secreto, y es que la mayor dificultad a la hora de fotografiar una boda, no es que no sepáis posar o que no os gusten las fotos, porque lo primero que os dicen es que os olvidéis de que ellas están allí, lo más complicado es la luz, y no siempre es la escasez de luz, la mayoría de las veces es el exceso. Que ese factor que no depende de nadie es lo que las mantiene alerta para conseguir la mejor imagen

Reconocen que siempre las primeras fotos son horribles porque son la primera toma de contacto porque sirven para romper el hielo y para crear empatía, y que cuando eso pasa el tiempo vuela y no quieren terminar de hacer fotos.

Adoran lo que hacen y eso se nota en su trabajo y en su trayectoria, así que no dejes de ojear su trabajo. Podrás verlo en su página web o en su cuenta de Instagram, que actualizan cada semana con nuevos trabajos.